Si no hay, pues así es, ¿qué vamos a hacer para solucionarlo?

por VanessaGP

 

Estoy harta de quejas y peticiones huecas, de culpar a todo por lo malo que nos sucede. Por eso, el país está como está, el mundo va cómo va… queremos que nos lluevan las soluciones

 

Si no hay, pues así es, ¿qué vamos a hacer para solucionarlo?

 

Se trabaja con lo que se tiene, vivimos en la era de la información, hasta un niño de preescolar maneja mejor la tecnología que cualquiera que rebase los 40 años, todo está en Internet: si quieres un formato, si quieres hacer un poema seguro existe ya una aplicación, si quieres ser famoso puedes hacer vídeos o escribir, lo hay todo… entonces más bien deberíamos preguntarnos ¿qué nos hace falta?

 

La infraestructura créanme no es lo más importante, trabajar en una escuela con niños y jóvenes, yo no quiero que ellos salgan con sentimiento de fracasados, con la creencia que el dinero todo lo puede; si lo analizamos bien, los chicos que en su mayoría vienen de alguna condición particular en casa, esas condiciones no podemos cambiarlas pero si podemos cambiar el cómo se sienten en la escuela. Ahora comprendo la frase del Dr. -ser feliz estudiando... Si, estamos de acuerdo que no es una frase con la que se pueda hacer marketing, pero si la analizamos más allá tiene todo el sentido: SER FELIZ, esa es la clave.

 

¿Para qué queremos excelencia académica si tenemos gente frustrada?, ¿para qué queremos grandes instalaciones si la gente se siente vacía?, ¿para qué queremos los padres la escuela? Mi opinión personal, como madre de familia, es que yo quiero una escuela en donde mis hijos sean felices, vayan y regresen contentos. Los padres necesitamos que nuestros hijos sean felices, cumplan sus etapas y aprendan lo que les sirva para la vida, desafortunadamente los padres también queremos que se nos deje hacer "nuestro trabajo" el cual es sustentar a la familia: un techo, alimentación y educación, aunque eso signifique sacrificar el tiempo con nuestros hijos.

 

Cierto, los padres estamos equivocados, pensamos que la escuela es el lugar donde deben educar a nuestros hijos, es un error lo sabemos muy bien "somos docentes".

 

Pero, si esa circunstancia no está en nuestras manos ¿qué si lo está? Como docentes está en nosotros darles valor a nuestros estudiantes, demostrarles que se gana más con miel que con hiel, recordarles que tienen más que tecnologías, remitirlos a la imaginación, fomentarles creatividad, enseñarles que siempre se puede, dejarlos aportar las soluciones como personas capaces y no depositarles la solución como si fueran recipientes vacíos. Generemos gente que piensa, que no se detiene por que no tienen esto o aquello, generemos gente feliz, gente capaz de ser sus propios jefes, gente que no necesite migajas del gobierno.

 

Por favor paremos la mentalidad que todo tienen que dárnoslo, no es así, tenemos un cuerpo lo único que en realidad nos pertenece, tenemos salud, tenemos capacidades, habilidades, tenemos una mente que debería estarse ejercitando con creatividad, con un lado positivo, con amor, con sentimiento de apoyo mutuo, con un equipo en el que las diferencias hagan lo valioso.

 

¿De dónde los chicos pueden aprender que todo esto es posible si sus padres está más preocupados por pagar cuentas o hacerse de más y más bienes?, ¿de dónde nuestros niños pueden aprender el amor por el prójimo, el amor por su entorno?, ¿de dónde comprenderán que su organismo es lo más valioso que tienen? ¿Cómo encontrarán el sentido de vivir?

 

Es aquí donde aplaudo las diferencias, no comprendo ¿por qué todo mundo quiere ser igual a los demás?, ¿por qué es tan malo ser diferente?, ¿por qué hay que estandarizar lo que somos?.. Es gracias a ello, a las grandes diferencias que podemos ser quienes somos, que hemos logrado todo lo que hay, es gracias a ello que vivimos con las comodidades que se conocen, es tan sólo que nos perdimos en el camino, olvidamos que todos esos logros nos deberían dar tiempo suficiente para ser mejores personas. Gracias a las diferencias la mente se abre a nuevas posibilidades, a un mundo más amable donde existan menos obreros y más personas propositivas y positivas.

 

Apelo a promover el trabajo en equipo, las capacidades diferentes, fomentemos la integridad, seres capaces de reconocer las virtudes del otro sin menospreciarlo por sus defectos; impulsemos la libertad de ser y de expresar opiniones, de proponer ideas, provoquemos más motivación de hacer sin pensar en recompensas, induzcamos a hacer por el simple hecho de vivir felices.

 

Quiero generar de ambientes de aceptación, de compañerismo, donde apoyar a los demás sea un gusto personal y no una mera conveniencia, donde no exista miedo por expresar una opinión a razón de represalias. Busco un mundo lleno de amor y compañía donde la globalización no nos haga sentir solos, sino que nos lleve a evocar la seguridad de que a donde sea que vayamos habrá una mano amiga.

 

Nuestra actual sociedad está llena de materia y vacía de espíritu, baste escuchar la música actual, las películas, lo que se comenta, en lo que se entretiene la gente… estoy harta del materialismo, estoy harta de ver cómo es más importante preocuparme por lo que piensan los demás que por lo que soy. El mundo está más preocupado por tener que por sentir. La sociedad está vacía por dentro y pretende satisfacerlo, compensarlo con más cosas, con mayor poder adquisitivo, sin lograr nada porque el vacío sigue ahí.

 

La sociedad, aún se encuentra en la primera etapa de evolución, necesitamos brincar a la siguiente etapa en donde involucramos algo más que el materialismo y el conocimiento, necesitamos ser conscientes que existen otros seres además de mi, necesitamos descubrir qué se gana más en equipo que en la soledad a la que nos hemos ido sometiendo. Tampoco creo q sea ésa la etapa final de la evolución humana, pero sí creo que requerimos avanzar, dejar pasar el "yo" y comenzar a vivir un "nosotros", está sustentado en todas partes pero no queremos verlo.

 

 

La vida es efímera estamos hoy y mañana quien sabe, vivir en el hoy en el ahora, disfrutar cada segundo e incluso nuestras emociones negativas es lo único que nadie nos puede quitar, la vida es un regalo y lo estamos desperdiciando, compartir quienes somos así como somos es lo único que si nos podremos llevar. Regalar una sonrisa, un pensamiento positivo, eso es lo único que nos puede llenar, hagamos de éste un mejor planeta.

0 comentarios